perfil en facebook

4/25/2014

Riegos y sahumerios



Santiago Villarreal Cuéllar

Desde la antigüedad, en todas las culturas existen creencias relacionadas con la buena o mala suerte. Amuletos sobre el cuerpo, talismanes, santas y santos en la cultura católica, riegos y baños, y los sahumerios heredados de las distintas culturas étnicas hacen parte de las manifestaciones de fe.
Existen riegos elaborados de plantas aromáticas, tanto para regar la casa o negocio, lo mismo que para bañar el cuerpo; cuando se preparan riegos de hierbas aromáticas, los hay de plantas amargas que sirven para limpiar la casa, negocio y el cuerpo, de las influencias negativas; ejemplo: el ajenjo y la salvia blanca son plantas amargas. También están las plantas dulces para regar la casa, negocio y lavar el cuerpo; para atraer buenas energías, prodigar salud y atraer el amor; la altamisa, albahaca, son dos ejemplos de plantas dulces. También se elaboran riegos utilizando esencias, extractos y aceites aromáticos, extraídos de plantas y árboles. Las esencias más comunes son de benjuí, canela, pino y muchas más. Los sahumerios tienen su origen en antiguas culturas, desde la china, caldea, egipcia, hebrea y las aztecas, mayas e incas en América Latina. El incienso ha sido utilizado desde las antiguas  ceremonias de la cultura celta, al norte de Alemania y los países escandinavos. Su uso se extendió al Mediterráneo, siendo los judíos quienes más lo han utilizado en sus ceremonias religiosas. Pero con el tiempo estos sahumerios a base de incienso, mirra, estoraque, y resinas extraídas de pinos, abetos, cedros, eucaliptus y otros árboles, han sido utilizados por la cultura popular para realizar limpiezas del hogar, establecimientos comerciales, y atraer energías positivas.
¿Pero qué tan ciertos son los poderes de los riegos y sahumerios? Todo está ligado a la cultura, idiosincrasia, creencia y fe de las personas que utilizan estos elementos. La mente humana es creativa y su imaginación desbordada; más aún lo es la fe de un ser humano. Cuando existen vacíos mentales, lagunas psicológicas y desconfianza en uno mismo, los riegos y sahumerios son vehículos útiles para canalizar energías.           



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario