perfil en facebook

4/04/2014

Regale condones a sus hijos


Santiago Villarreal Cuéllar

Rompamos ese paradigma de mirar el sexo como algo vedado, grosero, pecaminoso y del cual no nos gusta hablar, especialmente con nuestros hijos. Empecemos por crear en los hijos la cultura de usar condones o preservativos. Sé que puede parecer chocante y hasta falto de moral, pero en estos tiempos en que los niños saben más de sexo que los adultos, debemos ponernos a la moda. El problema es que los niños aprenden sobre sexo, de sus compañeros de escuela o colegio, de forma tergiversada, por no decir equivocada. Claro está que muchos padres de familia tampoco saben mucho de sexo y todavía conservan viejos mitos. Pero lo importante es hablar de sexo, pero del bueno, es decir, de la ciencia de Sexología.
Están de moda los embarazos en niñas y adolescentes; lo curioso es que debaten sobre el tema, les preocupa la situación, pero no plantean soluciones. Algunos proponen volver a los valores morales, otros dicen que el deporte, la música y la cultura en general puede desviar la atención de las, y los adolescentes del sexo. Vana esperanza, porque es algo parecido a detener un río construyendo un dique de arena. Por mucho que se almacene material arenoso, las turbulentas aguas finalmente ganarán la batalla y se derramará el río ocasionando una avalancha.
La mejor forma de prevenir embarazos es enseñando a niños y niñas a utilizar el preservativo. Comencemos por enseñar a estos pequeños a usarlos como globos, pero explicando que su verdadero objetivo no es ese, sino otro. Y cuando interroguen cuál es el otro uso, dígaselo, no le de miedo, ni pena. Una buena pedagogía debe comenzar enseñando a los niños hombres, que se masturben utilizando condón. De esta forma el adolescente se irá acostumbrando a este objeto y no se dificultará cuando tenga relaciones genitales. Regale condones a sus hijos, hombres y mujeres, y explíquenle que no solo sirven para prevenir embarazos, sino enfermedades de transmisión sexual. No se asusten, si todavía no quieren ser abuelos.       


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario