perfil en facebook

9/19/2013

El Poira, fantasma del Magdalena


Santiago Villarreal Cuéllar

El Poira es el mismo Mohán, es decir, un fantasma que aparenta ser un anciano con cabellera y barba muy larga, que cubre todo su cuerpo, sirviendo de vestimenta. Este espíritu es conocido a lo largo del río Yuma, llamado por el invasor español río de la Magdalena.
Etimológicamente, Poira y Mohán es un vocablo utilizado por los aborígenes llamados Caribes y Pijáos, para definir a los chamanes, sumos sacerdotes o piaches. Cuando llegaron los misioneros católicos españoles, llamaron mohanes a los sacerdotes muiscas de la región de Cundinamarca y Boyacá. La palabra se difundió hasta que se aplicó al misterioso espíritu de los ríos y montañas cercanas al gran río Yuma (Magdalena), visto por pescadores en noches de luna llena. Ahora, esta leyenda se refiere al fantasma fumando tabaco, lo que indica que fue durante la colonia española que adoptó esa personificación, porque esta planta no es originaria de Colombia, sino de México, específicamente de la región de Tabasco. Solo hasta el siglo XVI, el tabaco se empezó a fumar en Europa y posteriormente, en el siglo XVII, llegó hasta las colonias españolas y portuguesas.
Pero volviendo a nuestros aborígenes, mucho antes de la invasión española, este espíritu del Poira, o Mohán, ya existía en regiones rivereñas del río Yuma y otros afluentes como el Cajamarca, el Iconónzo y el Sumapás. Es posible que se tratara de los mismos sacerdotes, chamanes, piaches y guarichas, que transformaban su cuerpo en un espíritu para acortar distancias, o caminar encima del agua. Algunas tradiciones aborígenes nos hablan del Mohán convertido en tigre o jaguar. Entre los pijáos era muy común encontrar piaches que transformaban su cuerpo en animales. Esto es una especie de desdoblamiento (cuerpo astral), o también llamada cuarta dimensión; una forma de metamorfosis espiritual, secreto que solo estas tribus conocían. De allí que existen algunas estatuas elaboradas en piedra, mitad humano, mitad jaguar, u otra especie animal. Esto explica antropológicamente la leyenda y folclor, típicos de los descendientes de estos aborígenes.      


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario