perfil en facebook

7/17/2013

Situación del Catatumbo podría desembocar en guerra civil


Santiago Villarreal Cuéllar

La difícil situación por la que atraviesa la región del Catatumbo, en Norte de Santander, como consecuencia del justo paro de los campesinos, podría desembocar en una guerra civil.

Ante el anuncio del presidente Juan Manuel Santos, el día 16 de julio, de que aplicará mano dura para despejar las vías sin llegar a una solución a las necesidades de los labriegos, estos han manifestado que no darán su brazo a torcer. 

Por su parte, los señores de la palma africana reclamaron ante el gobierno la urgente necesidad de despejar las vías, pues se les está perdiendo la cosecha. Esta solicitud por supuesto conmueve mucho más al gobierno que las peticiones de miles de campesinos desarrapados, porque los dueños de las plantaciones de palma son acaudalados terratenientes que adquirieron esas tierras mediante el despojo violento a los campesinos, desde hace veinte años. 

Más de tres mil efectivos de la fuerza pública han hecho presencia en el municipio del Catatumbo, y solo esperan la orden de la presidencia de la república para iniciar una batalla desigual con los indefensos campesinos, que solo tienen sus vidas para ofrecer a un gobierno terco, que se niega a reconocer las necesidades del pueblo. 

Una tensa calma se vive en la región, mientras existe un clamor nacional e internacional para que se continúe dialogando y solucionar los difíciles problemas que sufre esta región, desde los mismos albores de la mal llamada independencia.   

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario