perfil en facebook

7/18/2013

Secreto de la mata de sábila


Santiago Villarreal Cuéllar
También conocida como aloe, la sábila es originaria del oriente africano, Madagascar y costas del Golfo Pérsico. Existen alrededor de 525 especies, pero la más conocida en América es la variedad aloe vera, que se usa con fines medicinales, y también como amuleto para la buena suerte.
Según algunos historiadores, en las viviendas de las riberas del río Nilo, en el antiguo Egipto, los moradores tenían colgada sobre la pared de la entrada, un cuero de cocodrilo y sobre el mismo una mata de sábila. Con ella se defendían de los ataques de chamanes y posibles maleficios, lo mismo que del mal de ojo. Por ser familiar de los cardos, esta planta no requiere de tierra ni agua para vivir. En el interior de sus largas hojas conserva una gran cantidad de líquido viscoso, que algunos estudiosos gnósticos y masones asocian con el semen humano. Esta substancia tiene propiedades emolientes y humectantes, y es utilizada para la elaboración de cosméticos. Las leyendas de los antiguos egipcios, recopiladas por los rosacruces, dicen que esta planta posee espíritus elementales y que estos, vistos clarividentemente, se parecen a niños recién nacidos, los cuales se mueven al interior de las hojas. A esos espíritus es que los egipcios pedían protección para sus viviendas y familias.

En Latino-América, esta planta también es fuente de veneración y en las regiones caribeñas se rezaba una oración traída desde el lejano oriente. Cuando se instauró la Santa Inquisición en las colonias españolas y portuguesas, dicha oración fue sincretizada con palabras alusivas a la fe Católica. Esa es la oración que conocemos en la actualidad, aunque existen algunas recopiladas por los rosacruces, otras por los gnósticos y masones, pero estas se tienen en secreto y solo son conocidas por los miembros de estas logias. En nuestras regiones es costumbre colgar una mata de sábila sobre la pared, con una herradura, tres clavos, un imán, algunas cintas de distintos colores, y rezar la oración lo cual traerá buena suerte y prosperidad.     

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario