perfil en facebook

4/11/2013

Cómo agrandar el pene




Santiago Villarreal Cuéllar

En todas las culturas ha existido la curiosidad del hombre por tener un pene grande. Los primeros seres humanos poseían penes relativamente pequeños, pero la evolución hizo que el tamaño de este importante órgano fuera creciendo en lagunas razas. Alrededor del pene, muchas culturas han levantado monumentos y ha sido objeto de adoración. Todavía en algunas tribus de Nueva Guinea y el África, se utiliza una especie de saco para guardar tan preciado tesoro, y en una provincia japonesa, cada año  celebran la fiesta en honor al falo.

Muchas mujeres de varias partes del mundo, creen que su pareja masculina debe tener un pene grande y grueso. Lo mismo piensan algunos homosexuales afeminados. En otras culturas sin-embargo, cuando nace un niño hombre, consiguen un nido de colibrí para colocarlo sobre los genitales del infante con el propósito de que esta parte no sea tan voluminosa cuando sea grande. Otras culturas diseminadas por nuestro globo terráqueo, al contrario de las anteriores, utilizan varias fórmulas para que el pene del niño crezca lo suficiente cuando sea mayor. Revelaré algunas de ellas: hacer mamar el pene del niño, de un ternero pequeño, dicen que hace crecer este órgano, aunque no nos explican si es durante el proceso de mamado pues el pene se pone erecto, o será para toda la vida; en otras regiones se aconseja  penetrar sexualmente una burra, con lo que se cree que en la edad adulta se obtendrá un lujoso y gran trofeo; frotar el órgano del niño con manteca de pizco, mezclada con aceite de mano de res, también surte excelentes resultados, según algunas parturientas de Centro-América.

Con todas estas creencias, sumado a la cantidad de anuncios de prensa, radio, televisión y redes sociales, donde prometen agrandar el miembro, muchos hombres continúan sin resolver la pequeñez de este órgano, mientras otros nacen con un falo desproporcional. Para finalizar diré, que el tamaño del pene poco interesa a muchas mujeres, siempre que el hombre sepa utilizarlo durante la relación genital.        

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario