perfil en facebook

1/04/2013

SOY UNA NIÑA Y ME GUSTAN LAS MUJERES



Santiago Villarreal Cuéllar
“Soy una niña de catorce años y me gusta mi vecina. Cuando la miro salir, contemplo sus pechos, sus nalgas, sus piernas y siento, no sé qué cosa dentro de mí. Creo que me gustan las mujeres. ¿Me estaré volviendo loca?” Esta consulta no es solo de una jovencita sino de muchas que al comenzar su adolescencia se sienten atraídas por personas de su mismo sexo. Ni está loca, ni está enferma, pero tampoco se puede afirmar que va a ser lesbiana, porque en esa etapa de su vida, chicas y chicos suelen sentir atracción por personas de su mismo sexo, y de ninguna manera se puede decir que serán homosexuales. La mayoría de los seres humanos entre los doce y veinte años, no definen totalmente su rol sexual y suelen sentir, no solo atracción, sino que llegan a sostener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.
Sin embargo, muchas chicas desde muy temprana edad se sienten atraídas por otras mujeres y terminan siendo lesbianas. Lesbianismo viene del término Lesbos, una isla de la mitología griega en la que solo vivían mujeres que se amaban unas a otras. Las mujeres que gustan de otras mujeres existen desde la misma aparición del ser humano en la tierra. Al igual que los homosexuales, el lesbianismo ha sido estigmatizado por diferentes culturas, sobre todo por las diferentes religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e islamismo), quienes las han calificado de anormales, pecadoras y poseídas del demonio. No obstante, unidas a los homosexuales, las lesbianas han logrado avanzar en el reconocimiento de sus derechos fundamentales y hoy son aceptadas en la mayoría de las naciones llamadas civilizadas.
Desde la perspectiva médica, biológica, sicológica, psiquiátrica y neurológica, una mujer lesbiana no posee ninguna patología anormal y su conducta obedece a expresiones sentimentales distintas a las catalogadas como roles tradicionales. En estas sociedades machistas, donde la mujer es más reprimida que los hombres, generalmente la lesbiana asume esa condición después de haber tenido compañero e hijos.    

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario