perfil en facebook

12/20/2012

EL TESORO DE GUATYPÁN



Santiago Villarreal Cuéllar
La cacica Guatypán gobernaba la región Sur de lo que es hoy el departamento del Huila, junto con el cacique Pigoanza. Más que cacica, Guatypán era una guaricha, o mujer sabia, medica, chamán, en fin, una dama que ejercía influencia sobre las demás etnias de Laboyos, Timanáes, Oporapas, Guacacallos, Matanzas, Camenzos y muchísimas tribus dispersas a lo largo y ancho de esta rica comarca. Cuando el invasor español Pedro de Añasco llegó a estas tierras, y el 18 de diciembre de 1538 fundó, en el lugar que hoy ocupa Guacacallo, la Villa de Timaná, Guatypán se enojó con los forasteros y planeo el desalojo de los usurpadores. Los aventureros españoles le colocaron el mote de gaitana, debido a los sonidos guturales emitidos, no solo por ella sino por la mayoría de mujeres aborígenes. Sonido con el que se comunicaban desde grandes distancias, amenizaban festividades religiosas y utilizaron en la guerra desatada contra los recién llegados. Ese sonido se asemejaba al emitido por las gaitas europeas que conocían los españoles y por ese motivo las bautizaron como gaitanas.
Estos aborígenes poseían inmensos tesoros (obras de arte), elaborados en plata y oro. Metales que para ellos se constituía en reliquia sagrada. Para ellos no tenía el valor comercial que codiciaban los invasores, pero en cambio lo veneraban como lo hacen hoy los católicos con las imágenes alusivas al Cristo y demás santos.
Librada la batalla de 1540, en la que asesinaron al hijo de Guatypán, llamado Buiponga (Timánco) y pereció Pedro de Añasco, la cacica decidió recoger todas las reliquias sagradas de oro y plata. Tomó el camino que atravesaba el río Yuma (Magdalena) dirigiéndose al sitio de la laguna, lugar que hoy lleva su nombre. Acarreó consigo gran cantidad de botijas llenas de oro en polvo y un inmenso tesoro conformado por obras de arte religioso. Al llegar a las riveras de la laguna, se arrojó con sus tesoros y desapareció en las oscuras aguas que la recibieron con apoteósico regocijo.              


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario