perfil en facebook

12/21/2011

ALIMENTOS TRANSGÉNICOS. ¿QUÉ TAN PERJUDICIALES SON?







Por Santiago Villarreal Cuellar
Transgénicos son aquellos organismos modificados genéticamente, cuya disciplina especifica, para alimentos agrícolas es la Biotecnología. Pero también se realizan experimentos en animales para mejorar la calidad de su carne y mayor productividad.
El mejoramiento de cultivos para obtener mejores rendimientos y excelente calidad, no es nuevo en la historia de la humanidad. Entre los años 12.000 y 4.000 a.c. ya se realizaban mejoras mediante la selección artificial de las semillas. En el año 1876, cuando se descubrió la reproducción sexual en vegetales, se realizó el primer cruzamiento inter-genético. En 1906, se efectuaron las primeras fusiones de protoplasmas y en 1927 se obtuvieron mutantes de mayor productividad, mediante la irradiación de rayos X de semillas. En 1983 se hizo el primer transgénico y en 1994 se aprobó la comercialización del primer alimento modificado genéticamente. No obstante, desde hace muchísimos años se producen alimentos cuyos cruzamientos y modificaciones son considerados por la ciencia como transgénicos. Es el ejemplo del tomate de mesa, de cuyo fruto originario descubierto hace quinientos años en lo que hoy es México, no existe sino algunas especies en vías de extinción, pues las que conocemos hoy son mejoradas.
Pero, ¿son perjudiciales para la salud estos alimentos manipulados genéticamente? Algunos grupos de ecologistas y ambientalistas, consideran que las células inoculadas a estos alimentos pueden pasar al torrente sanguíneo de los humanos, lo que a futuro podría ser perjudicial. Otros son de la opinión que los cultivos transgénicos pueden llegar a romper la cadena de la biodiversidad y causar catástrofes en la evolución de otras especies.
Sin embargo, la Organización para la Agricultura y la alimentación, FAO, a declarado que no existen pruebas de presuntos perjuicios y por el contrario, en el extenso estudio que hace sobre esta clase de agricultura mejorada, exalta los logros obtenidos en cultivos mejorados genéticamente para resistir a ciertas plagas y disminuir el uso de pesticidas, fungicidas y herbicidas. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud OMS, expresa que no existen pruebas, que al ingerir alimentos modificados genéticamente, alguien haya sufrido algún tipo de intoxicación o hubiese adquirido la transmisión de dichos genes. Alerta sí, que se debe de realizar una constante y permanente observación sobre estos productos para detectar cualquier anormalidad.
En Colombia, desde hace muchos años se producen alimentos transgénicos. La Federación Nacional de Cafeteros es pionera en esta disciplina. Es así que la variedad de cafeto originario de Arabia, está prácticamente extinguida y a sido suplida por especies mejoradas como la caturra, variedad Colombia y variedad Castilla, resistentes a la roya. Lo mismo sucede con el banano, el arroz y otras especies vegetales.
No se puede desconocer que los alimentos genéticamente mejorados, se constituye en el mejor paliativo para la agricultura, produciendo mejores rendimientos y colocando mayor abundancia de alimentos en los mercados con lo que los precios no se elevarán. En cuanto a los efectos en la salud, hace muchos años los estamos consumiendo y no se conocen resultados adversos.  


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario