perfil en facebook

10/24/2011

SALVAR A PITALITO, RESPONSABILIDAD DE TODOS

Salvar a Pitalito, responsabilidad de todos

Por: Santiago Villarreal Cuéllar

Nuestro hermoso terruño llamado Pitalito, ubicado en las estribaciones del Macizo colombiano, constituye un verdadero patrimonio hidrográfico, un tesoro ecológico y una fuente de recursos agropecuarios. Posee pequeños relieves montañosos, de los que se desprenden cientos de fuentes hídricas, las cuales nutren sus principales ríos. El principal de ellos es el río Guarapas. Pero también tenemos el Guachicos y todos ellos, incluyendo sus quebradas, desembocan en el gran río de la Magdalena. En lo alto de una de las estribaciones que forman la Cordillera central, se ubica la laguna de Guaitipán, un remanente del río Magdalena, que según los geólogos fue su lecho hace millones de años.

En sus laderas se cultiva el cafeto, fuente principal y motor de la economía agrícola de la región. Pero también constituye el principal combustible que alimenta el comercio en sus diferentes ramos. Posee cultivos de frutas, como la granadilla, tomate de árbol, mora y otras en menor escala.

Su valle majestuoso, bañado por el río Guarapas, bellamente adornado en sus orillas con bosques de bambú (guadua), cachimbos y otras especies nativas, alberga hermosas fincas ganaderas. En los últimos años se ha incentivado la construcción de lagos artificiales, donde se produce una gran variedad de peces para el consumo humano.  Y sobre ese mismo valle, se asienta la hermosa y pujante ciudad de Pitalito, la segunda en población del Departamento del Huila. Una ciudad agradable, donde fluyen a diario gentes venidas de otros lugares del país, incluso extranjeros, y ha formado un complejo tejido social, enriqueciendo nuestra idiosincrasia, y las diferentes manifestaciones culturales. Vale la pena vivir en Pitalito. Y vale la pena salvar a Pitalito, eligiendo buenos concejales, buenos diputados, un buen gobernador y un excelente alcalde.

Es hora de tomar decisiones. Debemos participar en los procesos electorales. Debemos elegir utilizando el mecanismo del voto, para que otros no elijan por nosotros y para después no arrepentirnos de las equivocaciones de los demás. Los seres humanos debemos asumir compromisos a la hora de escoger nuestros gobernantes. Entre los seis nombres y programas que se presentan para la alcaldía de nuestro municipio, debemos escoger uno.

Particularmente me inclino por el nombre y la propuesta del señor Pedro Martín Silva. Me gusta su programa de gobierno. Ya fue alcalde de nuestro municipio y no solo dejó buenos recuerdos, sino que no dejó escollos, ni malas prácticas de las cuales el pueblo le pueda reprochar. Tiene un gran sentido de pertenencia por su terruño, aspecto que lamentablemente se ha perdido en estos últimos cuatro años. Posee una gran experiencia en el servicio público. Es un hombre educado, culto, de excelsas calidades morales, de principios cristianos.

El Pedro que conocí hace doce años, no es el mismo. Es un hombre cambiado. Su paso por Europa le hizo un gran bien. Ha ensanchado su manera de pensar, es más pragmático, más tolerante y atrás quedó su fanatismo y sectarismo. El Pedro Martín de hoy, es un hombre de pensamientos avanzados, de mente progresista y sin incurrir en ambigüedades, se sitúa a la izquierda ideológica del conservadurismo. Su programa de gobierno se inspira en el social-cristianismo. Su propuesta abarca temas sobre lo fundamental: Educación, pilar principal para la dignificación del ser humano. Salud, derecho principal sin el cual no es posible una buena calidad de vida. Y la promoción del ser humano hacia su independencia económica, mediante el estimulo para la creación de su propia empresa. Vale la pena salvar a Pitalito, vale la pena depositar nuestra confianza, votando por Pedro Marín Silva.      

  

 

  


SANTIAGO VILLARREAL CUELLAR
http://nuevaera66.blogspot.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario