perfil en facebook

4/15/2015

Se marchó otro Nobel de Literatura


Santiago Villarreal Cuéllar

No es casualidad ni buena suerte que un escritor reciba el máximo galardón otorgado a las letras, como es el Premio Nobel. Este premio se gana gracias al máximo talento, a la creatividad, la imaginación y la combinación del idioma, la lengua, la idiosincrasia de las culturas y de los pueblos. 

Un galardonado con el Nobel de Literatura, es un maestro del arte de contar historias, de escribir poemas, de elaborar magistralmente un cuento y poseer la capacidad de armar una novela. 

El alemán Günter Wilhelm Grass, reunía todos esos valores y poseía la maravillosa virtud de escribir; la facilidad, el talento y el tesón para transmitir por medio de sus letras las historias de forma novelada. Por esa razón recibió el máximo galardón en el año de 1999. 

El lunes 13 de abril, el mismo día que nos dejó Eduardo Galeano, este escritor alemán murió a los 88 años, dejando un inmenso rastro literario, que sabemos, nunca se borrará. Esa es la maravilla de las artes, que permanecen allí, no mueren, continúan viviendo, sirviendo y deleitando a quien las contempla, y en el caso de los literatos, sus obras perdurarán hasta la eternidad. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario