perfil en facebook

5/13/2014

Mientras las comadres se pelean...


Santiago Villarreal Cuéllar

Un dicho popular dice que cuando las comadres se pelean, se sacan todos los cueros al sol. Esto sucede entre los dos principales candidatos presidenciales de la derecha, el presidente candidato Juan Manuel Santos y el candidato títere de Uribe, Oscar Iván Zuluaga. Este par de comadres se están jalando las mechas y el reguero de pinzas grasientas y malolientes que diariamente caen al suelo, ventilan la podredumbre de estos 12 años de gobierno derechista; 8 de Uribe y 4 de Santos, que pretende prolongar otros 4.  Claro está que el pueblo no debe caer en la astuta trampa tendida por estos tres payasos de circo que pretenden aparecer en el escenario nacional como enemigos políticos. Uribe, Santos y Zuluaga representan lo mismo, proponen lo mismo y no cambiarán nada el establecimiento estatal. Los tres son defensores del modelo económico neo-liberal; esta tripleta corrupta fue la que se arrodilló para imponer los T.L.C. con Estados Unidos y la Unión Europea; este trío de zorros no hicieron nada durante sus gobiernos para reformar el criminal sistema de salud; los tres vendieron el país a las multinacionales mineras en detrimento del medio ambiente; y estos tres siniestros personajes son responsables de la actual postración del agro colombiano, que ha obligado a cientos de miles de campesinos a taponar vías como única salida a su justa inconformidad. Ahora que se sacan los cueros al sol, gran parte del país, incluyendo algunos encumbrados que engullen parte del pastel estatal, están a disgusto con esa forma de hacer política. La mayoría de los colombianos también observan con desprecio esa pelea absurda, mientras los grandes problemas del país son dejados de lado, porque el candidato presidente está más preocupado en seguir mechoneando a su comadre para tratar de distraer el circo en que han convertido la nación.
Y mientras las comadres se pelean los otros dos candidatos de la derecha, Martha Lucía Ramírez y Enrique Peñalosa, miran para otro lado y se hacen los atareados en sus campañas, pero tampoco proponen nada nuevo al país. Ninguno aborda la solución estructural de los grandes problemas nacionales, limitándose a hablar de la seguridad, como si la ola delincuencial que azota la nación no fuera consecuencia de las políticas de inequidad defendidas por ambos, cuando han estado en el gobierno.
Mientras las comadres se pelean la candidata Clara López es la única que propone reformas profundas y estructurales para sacar a Colombia de la difícil situación. Me parece que el programa de Clara debe analizarse y merece un voto de confianza.           


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario