perfil en facebook

3/06/2014

Su voto vale mucho


Santiago Villarreal Cuéllar

Quizá usted sea de esas personas que dice que el voto no vale nada, o que si vota, todo seguirá igual; o en el mejor de los casos dice que a usted nadie le regala nada por su voto. Tiene razón: un solo voto pareciera que no cambie el país o su región; y también es verdad que con su voto y el mío, nada cambia y todo continúa igual, o peor; y más razón tiene cuando afirma que nadie le regala “algo” por su voto. Porque seamos realistas, su voto vale y vale mucho, más de lo que usted se imagina.
Las democracias se constituyeron precisamente para elegir, ser elegidos y recibir de ellas los mínimos derechos, como salud, educación, bienestar, una pensión digna para la vejes y seguridad. La democracia colombiana nos brinda unos derechos a medias, una mala salud, una educación gratuita hasta el bachiller, de no muy buena calidad, y nada de universidad gratuita; el bienestar social es asistencialista y la pensión de vejes es una pingüe porción, que no cubre la totalidad de las personas de la tercera edad; y la seguridad es mínima. Pero con todas esas limitaciones, esta democracia es el mejor sistema de gobierno que podemos tener. Podríamos tener uno mucho mejor, pero ¿sabe usted por qué no lo tenemos? Porque cientos de miles de colombianos piensan como usted, es decir que el voto suyo no es necesario. O porque si usted vota, seguramente lo hace por candidatos que en nada contribuyen para que este sistema cambie.
Si usted vota porque le dan en una reunión política, gaseosa con pan, lechona, carne asada, cemento, arena, una letrina, o en el mejor de los casos 100 mil pesos el día de las elecciones, tenga la seguridad que su voto es perjudicial para nuestra enclenque democracia. No le voy a decir por quien debe votar, pero no lo haga por aquellos que dan dádivas, y si no le gusta ningún candidato, vote en blanco, pero vote.  



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario