perfil en facebook

9/23/2011

LOS INDIGNADOS SE LEVANTAN EN EL MUNDO


Por Santiago Villarreal Cuéllar

La era del modelo económico neo-liberal empezó en Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet (país que sirvió de conejillo de indias), y en Inglaterra a principios de los ochenta, lo mismo que en Estados Unidos. Se fue propagando por Europa y el resto del mundo dominado por las potencias de Occidente a mediados de los ochenta, culminando en la década de los noventa. Hoy, treinta años después, la clase media en el ocaso de su existencia, las clases obreras, victimas del empleo chatarra y los informales han comenzado a levantarse. Y se levantaron indignados. No es para menos, son tres décadas perdidas donde la pobreza creció y unos pocos se enriquecieron como nunca.

Todo empezó en España, cuando a finales del 2010 se conformó el movimiento de la "juventud sin futuro." La mayoría de jóvenes terminan sus carreras y deambulan con su diploma buscando empleo. No lo encuentran y si tienen suerte de emplearse, solo es temporal, a término fijo. No aspiran a jubilarse como sus padres y abuelos. No tienen esperanza de tener un apartamento y ni siquiera sueñan con formar una familia. No tienen futuro. Cualquier parecido con lo que sucede en Colombia puede ser una coincidencia. El 15 de mayo de 2011, se tomaron la Plaza de la Puerta del Sol en Madrid. Allí surgió el M-15, o movimiento de los indignados. Rápidamente se extendió a Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y llegó a Chile, donde  los estudiantes se levantaron reclamando gratuidad en la educación. A mediados de agosto se sublevaron en Gran Bretaña y ahora llegó a Israel.

¿Qué piden los indignados? El cambio del modelo económico neo-liberal. La respuesta de los gobiernos europeos, sumisos al Fondo Monetario Internacional, ha sido más leyes para favorecer a los acreedores. Todo en detrimento de las clases pobres. ¿Porqué pagar una deuda que el pueblo no contrajo? Porque el gobierno invisible del sistema financiero internacional así lo ordena. Pero la copa se rebosó y el pueblo se indignó.       

 

 


SANTIAGO VILLARREAL CUELLAR
http://nuevaera66.blogspot.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario